lunes, 12 de septiembre de 2016

¿ProCreAr o sólo PRO?



Queremos en esta nota, elevar una plegaria en memoria de la semántica tal como la conocíamos hasta la llegada del (IM) Presidente Mau, al gobierno.
Por ejemplo el vocablo “pro”, usado como prefijo de la sigla que denomina el Programa de Crédito Argentino, significaba hasta el 10/12/2015 (fecha fatídica), “a favor” de crear viviendas para gente que no la tiene. Qué la partícula “cre” sea común a crédito y al verbo crear, es en este caso una feliz coincidencia. También se la podría hacer extensiva a la palabra creer. Porque el “pro” de ese programa, o tal vez debiera decir el “plus”, era que ayudaba a crear y a creer. A crear condiciones de inclusión e igualdad de oportunidades para un número más grande de argentinos y argentinas, y en consecuencia a creer en la política como herramienta de cambio y ascenso social.
En tanto su homófono PRO que designa el partido que es actualmente miembro principal de la alianza que gobierna en Argentina: (Propuesta Republicana) y que, según cuentan, los creativos del partido, es un apócope (famoso vicio porteño) que intenta caracterizar su propuesta política como “profesional y propositiva”.
Bue’ que son Pro profesionales ya se ve en la composición del gobierno, superpoblada de Ceos. Más difícil es entender que sean propositivos, principalmente porque la palabra propositivo/a, contiene lo positivo en su interior. Pero esto no es igual a no tener una propuesta. Claramente el PRO tiene una propuesta; un objetivo y una estrategia para alcanzarlo. Dar la impresión de que improvisan, y que se “equivocan” es parte de la misma. El PRO perpetra la política del Cambio, respecto de los 12 años anteriores, busca con denuedo el descenso social de la masa asalariada, porque con eso, con una mano de obra barata, ingresarán capitales (que nunca serán para la producción), para favorecer los negocios de la burguesía (IN) nacional, y vuelve al orden que estableció el diseño de país más exitoso para las oligarquías locales.

Digresión, que no por repetida deja de ser necesaria. Muchos identifican a este partido como de “derecha”, lo que se ha convertido en un eufemismo trivial. Propuesta Republicana es concretamente, un partido antinacional. Las categorías izquierda y derecha, subsisten eventualmente con cierta pertinencia en el ámbito de la cultura, y en ciertos aspectos de la política, pero en economía, al menos en lo que se da en llamar “occidente” –un mote que tiene la extensión de los dominios del imperio anglo/yanqui– sirven más para disparar encendidos debates en cafés o en ciertos pintorescos claustros universitarios, que para llegar al fondo de la cuestión. Una derecha no antinacional, brega (bregaría) por los intereses autóctonos, y trata (trataría) en su lógica, de imponerse por el poder del capital sobre los demás, incluidos por supuesto, los trabajadores. (Tal el comportamiento de la burguesía en la llamada “década ganada”. Es rol del estado regular y nivelar la puja de intereses para que todos los sectores puedan alcanzar un desarrollo conjunto y lo más armónico posible. Como contracara los trabajadores organizados, han resistido históricamente diversos embates en nuestro país, debido precisamente, a su organización. La misma que comprendió, adhirió y fue potenciada por la doctrina “tercerista” del peronismo).
En cambio esta “propuesta”, que lejos de ser novedosa es “tradicional” entre nosotros, entiende el país como un vagón de cola en el “concierto” de las naciones occidentales, cuya única posibilidad y razón de existencia no es la autonomía sino la dependencia de los países centrales, en “pro” de gozar de las mieles o las sobras del progreso y no sumirse en el bárbaro atraso. Quieren acceder a todo avance tecnológico extranjero a como dé lugar. Ya no sé si decir “aunque implique” o “porque implica” renunciar a la soberanía y al desarrollo propio, porque entienden sus vidas y la vida del país, en el rol que pergeñaron a partir de la división internacional del trabajo, como “granero” del mundo, sus dignos antepasados de la llamada generación del ’80, y eso les permite seguir “capataceando la estancia”

Entonces el cambio de “Cambiemos”, lo que propone básicamente el PRO es –para la gran mayoría de los argentinos y argentinas– sólo negativo. Ergo “pro” ya no significa a favor, ahora quiere decir “en contra de”.
Podría enumerar esos cambios, pero la lista ya es abrumadora. Basten algunos ejemplos: la eliminación de las retenciones para los sectores más concentrados de nuestra economía; la suba indiscriminada de tarifas en los servicios públicos para todos y todas; la mega-devaluación, la apertura indiscriminada de importaciones, la precarización del trabajo, la pauperización de los salarios, los despidos en masa que “no son una ola” etc. etc.
Por eso, y volviendo a la opción que planteamos en el título de la nota, no debe extrañar la modificación de los términos contractuales del programa (tanto para los créditos otorgados como para los que se sortean actualmente), la dilación indefinida en la entrega de las viviendas y el cinismo burlón con el que los funcionarios implicados de ANSES, y el Banco Hipotecario (des) tratan a los (hasta la fecha fatídica)  beneficiarios del ProCreAr, actualmente: los damnificados. La única parte que ha cumplido con el contrato vigente.
En fin, una especie más de las tantas jorobadas por este equipo de PROfesionales y PROpositivos. Sin ninguna sombra de duda: el mejor de los últimos 250 años.

martes, 26 de julio de 2016

Al Peche ESTEVEZ




Era un negro de los nuestros, un negro de mierda bah
Con una cara de rufián evidente y el alma de pan compartido
Era un roquero de arrabal, un cantor teatral, un lírico del estaño…
Un tanguero de Tanguito y Julián Centeya.

Los de verdad la pasan peor hermano

La lucha es contra uno mismo y todísimo el alrededor,
Eso cualquier perdedor lo sabe.
Y nunca jamás de los nuncajamáses es de igual a igual…
Si cuando parece que se endereza el bote y hasta te arreglás la sonrisa
Viene el maligno y te muerde por la espalda
Y te arranca un pedazo de pulmón y escarapela
Y te deja muerto en un pasillo oscuro

Los de verdad terminan mal hermano:
Tal vez se paga eso de andar verdadeando entre cajetillas y boludos de mejor suerte
La puta madre Peche, 
De la belleza del mundo...
Un amigo tan fugaz,
Con ese corazón y tu caripela…

martes, 7 de junio de 2016

¡Oh! y ahora ¿quién podra DEFENDERNOS?



Recuerdo el año pasado, más o menos para esta fecha, especulando mal con una -entonces nos parecía imposible- victoria electoral de MM, la desazón en el rostro de alguna compañera, puchereando para contener el llanto, y argumentando que el retroceso sería brutal... No sólo en lo (ya comprobado) económico, social y político, sino también y sobre todo en lo cultural...
Teniendo en cuenta que lo cultural no es lo artístico, aunque lo contenga, ni lo ideológico, aunque lo contenga... la afirmación de entonces hacía referencia a un supuesto avance en la conciencia nacional.
(Porque nosotros somos así, "nos gustan las grandes frases" -como nos acusa el cachaciento de Mario Negri- y tenemos la porfía de entender lo cultural desde la pertenencia nacional. Otros tantos pelotudos, algunos dizques compañeros, nos tratarán también de fachos, pero bueno... No hay paréntesis que contenga el plasma de la estupidez universal, así que lo cierro acá).
Supuesto avance, decía pues con el lapidario y funesto diario del lunes y la consecuente victoria electoral de la oligarquía antinacional, no nos quedó otra que calificarlos de esa manera: al avance de supuesto y al supuesto de avance. Dado que “suponer” por parte nuestra por ahí más bien atrasa
No obstante, asimilando el golpe, no hemos salido a matar al engañado, aunque ganas no faltaran, ni al entregador nato, aunque sobren las ganas. Por el contrario, hemos tratado de entender, que siempre es la tarea más jodida. Ante la provocación sistemática, el cinismo y la más impune hipocresía, hemos tratado y seguimos tratando de entender. Criticar, critica cualquiera. Entender es la tarea para los que sentimos distintos grados de responsabilidad para con los destinos de la Patria (¡en tu jeta Negri!) y sobre todo con la suerte de muchos compatriotas en condiciones desfavorables. Entender y re-organizarse.
En eso -se supone que- estamos. Ahora permítaseme una observación para con los que de uno y otro lado de la grieta reclaman por plazos urgentes y perentorios y además por la “falta de conducción”. Latiguillo este que debe haber acuñado Mañeto, dado el daño  -potencial y concreto- funcional y tendiente a la disgregación en el campo popular.  Porque para ellos, la tarea es, al contrario de lo que propone el célebre estribillo de Fito Paéz: dividir.
Una cosa es no salir a echar en cara – a los del otro lado de la grieta– la irresponsabilidad cívica, la inmensa cagada, de haber votado mayoritariamente a estos saqueadores y entregadores, y otra es que encima ahora nos tengamos que bancar el “apuro” que les agarró. Es la democracia ¡estúpidos!… Ahora se lo fuman… Nos lo fumamos. Pagamos todos, las consecuencias de este cataclismo devastador. Y seguiremos pagándolo vaya a saber por cuánto tiempo más. Entonces, chicas y muchachos, aprovechen para tratar de entender alguito, y abandonen de una buena vez esa miserable actitud de “yo no fui” de “¡uh! ¿y ahora?”. No hay chapulines colorados, los reyes magos son los padres y el “segundo semestre” es una burda superstición generada en los sótanos de la citi. No es culpa de la política, ni siquiera de los políticos, es culpa de que ustedes no entienden una mierda de política ni quieren entender. Así, siempre serán un lastre.
Y para los de este lado de la grieta, humildemente estas (auto) recomendaciones: activemos en las bases, organicemos… apoyemos y demandemos fidelidad a la causa de la liberación, no naturalicemos el “oficio de político”, que los que “trabajan de compañeros” se las tomen a casita, y no nos comamos todas las operetas que produce el comando mediático…
Fajémonos y aguantemos, que va a empeorar. Y vamos que volvemos

martes, 5 de abril de 2016

Modus ENTREGANDI

Este proyecto neoliberal recargado, supera el del Menemato. Ofuscarse por la injusticia generalizada, la demostración de maldades gratuitas y canallescas, no debe desviarnos del verdadero objetivo del mismo: la exclusión social.
El ajuste no es un error de aplicación o de carga como acostumbra a excusarse el Impresidente, y hasta le recrimina -más para los medios, que para la sociedad- la infame Carrió.
Este despiadado desvío de recursos y privilegios hacia los garcas de siempre, es parte de los preparativos necesarios para la aplicación de la receta de los yanquis de mierda (con su embajada de mierda y su timba financiera de mierda y buitres y todo lo que producen para enmierdar el mundo); el supuesto shock de inversiones, que no dejan de invocar en el maravilloso mundo de los Ceos, al margen de que sería un milagro que fuera destinado realmente para obras de infraestructura o para el interés público, es posible -es decir factible para los que largarían la tarasca- sólo con un gran porcentaje de la población caida del sistema. Es el presupuesto imprescindible. Venganza si, pero antes premeditación... y siempre... alevosía.
A quién o qué votaron los ya caídos y los por caer, ya es anécdota.
La historia reincide en el trazo grueso de la infamia, así que se supone que correrán buenos tiempos para ser capaces de honor y solidaridad. Aunque no alcance para pagar la luz y el gas...

viernes, 20 de noviembre de 2015

Hijos de FIERRO

El entrañable amigo Pablo Solo Diaz, docente, payador, pintor y actor, sostiene en el final de su "Martín Fierro el payador perseguido" que, como en el último canto de "La vuelta..." se describe a Fierro, sus dos hijos y el hijo de Cruz dirigiéndose a los cuatro vientos, previo haber pactado cambiar de nombre, se puede inferir que todo argentino de cualquier apellido tiene en sus venas algo de Martín Fierro...
Mi amigo Pablo acusa su buena leche al idealizar una totalidad (el pueblo argentino) como descendiente de Fierro.., Aunque resulta difícil sustraerse al influjo de la hermosa metáfora, habría que corregir ampliando esta descendencia hacia la obra, o sea hacia el resto de los personajes y no limitarla al héroe gaucho.
Parece una obviedad pero en estos tiempos es bueno pensarlo así.... ¿Cuantos descendientes del viejo Vizcacha, se perciben hoy por la calle? ¿Cuantos acólitos de sus consejos? y para llevar la analogía hasta donde importa más... ¡Cuántos descendientes del Juez de Paz!!!
Bonadío, ese mercenario y los otros ejemplares de las distintas cámaras, fallando a favor de sus intereses y en perjuicio del pobrerío...
El sorete de Borges ha señalado una otra analogía entre nuestra "cultura" social y el hecho de tener como libro principal de nuestra literatura al Martín Fierro... Un "desertor", un "matrero" que anda fuera de la ley...
Curioso que el sorete se jactara -antes de lo que leído que de lo que ha escrito- cuando lee en forma tan recortada... El gaucho entonces y el pobre ahora -su descendiente- queda al margen de la ley porque los esplendidos que la pergeñan, también la trampean, la violan y nos mandan a todos los desprotegidos a vivir al margen cuando no directamente afuera.
Esta es la trampa "intitucionalista" de los "dotores" de antaño y de ahorita mismo... y lo que produce el "hongo antipolítico" en vastas capas de nuestra sociedad...
Una cosa es segura, como descendientes del Martín Fierro: habrá que seguir fajándose

jueves, 19 de noviembre de 2015

PREÁMBULO 2015

"Nos, los habitantes del pueblo y de la Nación Argentina, unidos en Asamblea Popular deliberativa por voluntad y elección de los grupos e individuos que la componen, en cumplimiento del proyecto preexistente, con el objeto de constituir la liberación y el desarrollo nacional, afianzar y democratizar la justicia, consolidar la paz y la integración regional, proveer a la defensa común de los sueños conquistados, promover el bienestar general mediante la inclusión social, y asegurar los beneficios de la libertad y la igualdad de oportunidades para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres y mujeres del mundo que quieran habitar el suelo argentino; invocando la protección de Dios y el compromiso de todos y cada uno de nuestros compatriotas: solicitamos, demandamos y exigimos memoria y responsabilidad para con nuestra historia…"
¡Que gane Scioli!

lunes, 9 de noviembre de 2015

P.P.T. (pesimismo para todos o casi todos)

Viendo el programa de Lanata, no queda otra que admitir los límites del proyecto nacional y popular... 
La inversión o el trasvestismo del sentido ejercitado para y con la complicidad de personas/gente no interpelable: la tribuna
La misma que se esfuerza en celebrar un humor mísero, y se gana rápidamente, si lo consigue, un primer plano. 
Anuncia - el conductor showman- la pareja justiciera desde su trinchera enunciativa: Hechos vs. Opinión, pero a más de formular acusaciones sin pruebas sobre "los hechos" inmediatamente se lanza con entusiasmo a una catarata de opiniones... Acusa al gobierno invariablemente de sembrar la campaña del miedo para que gane Scioli y de no querer que gane Scioli; "carga" al movimiento (descansa dicen ahora): "el peronismo está asustado, sienten que pierden..."; agrega que cuando el resultado de los comicios no "los favorece", ya la "voluntad popular" no es tan "popular" ni tan "voluntad" (los no interpelables asienten, sin recordar las múltiples denuncias de fraude que cunden desde su espacio-miasma ideológico cuando pierden y, por supuesto, no lo contrastan con la ninguna denuncia de parte del FPV en las últimas elecciones); y al anunciar sus notas, que son reportajes a los dos candidatos, asume el tono –ahí sí- interpelativo, mismo que se esfuma en cuanto está junto a los entrevistados… donde hace gala de su trasvestismo intelectual (con perdón de ambos términos), adoptando una simpatía impostada y por tanto miserable.
Víctor Hugo Morales, siempre “atendido” por el Periodismo Para Todos, ha sostenido más de una vez que la Ley de Medios era la madre de todas las batallas, y coincido… Es una batalla decisiva desde lo comunicacional, si se trata de pensar en Información Para Todos y de construir autonomía individual y colectiva… y la perdimos… o está en veremos su definición, que es casi lo mismo, y esa es una barrera, una de las limitaciones del proyecto…
Otra mirada sobre el mismo borde, es la que debemos realizar con respecto a la clase media y el ciclo mediante el cual, mejorando su condición se goriliza, porque es absolutamente insuficiente quedarse en el diagnóstico o peor, en la acusación…
Digo que es el mismo borde, porque me parece que proviene de la no interpelación de un sector social, al que le basta con deslizarse por los acontecimientos rescatando siempre lo mejor para sí, pero sin participar de la construcción, alentando o criticando con una lógica de tribuna.
Desde el miasma ideológico de la derecha se acusa al kirchnerismo de “confrontativo”, en cambio para unos cuantos de nosotros es una de sus grandes virtudes. La dificultad estriba quizá en limitar la confrontación al sector del poder (es obvio que este análisis demanda otra profundidad y otro tiempo) y no generar territorios de interpelación para el sector social que los medios de comunicación concentrados y las corporaciones tienen de rehén, a la sazón: la dichosa clase media o gran parte de ella.
Como sea, y más allá de los resultados comiciales, esta limitación (y otras tantas) deberá evaluarse y sopesarse a la luz del acatamiento de la voluntad popular, con la ventura o desgracia que esto conlleve. Pero con la responsabilidad histórica que le cabe al movimiento peronista…